Ballena Franca del Pacífico Norte

Ballena Franca del Pacífico Norte

Eubalaena japonica

La ballena franca del Pacífico es una especie de misticeto de gran tamaño, actualmente rara de hallar debido a su preocupante estado de conservación. Del mismo modo que las demás especies de ballenas del género Eubalaena, es un animal al que se caza con facilidad y hacia el año 1900 llegó a estar al borde de la extinción.

Orden: Cetacea

Suborden: Mysticeti

Familia: Balaenidae

Género: Eubalaena

Descripción física

Morfología. La ballena franca del Pacífico norte posee un cuerpo robusto con una cabeza muy grande. Sus aletas pectorales son anchas y sus mandíbulas son arqueadas. Los puntos de luz en la cabeza son característicos de las ballenas francas y corresponden a callosidades que se presentan también en la barbilla y los labios; normalmente están colonizados por organismos llamados “piojos de ballena”. En adición, tiene una cola amplia y fuerte, pero está desprovista de aleta dorsal.

Peso y tamaño. El rango del peso de este cetáceo es 50,000-80,000 kilogramos (50-80 toneladas) pero hay dimorfismo sexual. En este caso, la hembra es más grande y pesada que el sexo opuesto, siendo la que verdaderamente alcanza las 80 toneladas. La longitud de la ballena se sitúa entre los 15 y los 18.3 metros.

Coloración. La suave piel de la ballena ostenta un tono oscuro que en ocasiones presenta manchas blancas en la región inferior del cuerpo, por lo que puede parecer “moteada”.

Distribución y hábitat

Los individuos de esta especie se localizan entre las latitudes 20° y 60°, únicamente en el hemisferio norte. La ballena es nativa del océano Pacífico y se extiende en el oeste desde Japón y Rusia hasta el este de Alaska y Canadá. Durante sus migraciones llega incluso al estado de Baja California, en México. En verano pueden verse algunas ballenas en el mar de Ojotsk y en el sureste del mar de Bering.

Puede habitar aguas costeras o de la plataforma continental aunque lo cierto es que sus hábitats dependen de la temporada en que se encuentra. Ocasionalmente se mueve en aguas profundas pero siempre dentro de entornos de clima subpolar. Durante primavera y verano migra hacia latitudes altas pero esto cambio en invierno, cuando se dirige con rumbo a latitudes más bajas y aguas cercanas a la costa.

Alimentación

El menú habitual de este cetáceo incluye zooplancton, básicamente. Se sabe que consume las especies Neocalanus plumchrus, Calanus cristatus, Calanus finmarchius y Euphausia pacifica (Krill del Pacífico norte). No se alimenta durante todo el año, sino que comienza a hacerlo a partir de la primavera hasta el otoño, con frecuencia en aguas de alta mar. Sólo en raras ocasiones consume alimento en temporada invernal.

Para alimentarse, nada a través de las concentraciones de zooplancton rozando el hocico con la superficie del agua mientras mantiene la boca abierta. De este modo el agua acarrea grandes cantidades de comida que queda atrapada en los largos filamentos llamados barbas. Una vez que el agua es expulsada, la ballena empuja el zooplancton con la ayuda de su lengua.

Eubalaena japonica es capaz de consumir 1,000-2,500 kilogramos de comida al día, pero si se toma en cuenta que pasa una temporada sin alimentarse, parece poco. Afortunadamente su cuerpo está adaptado para almacenar grasa, lo que mantiene su cuerpo caliente en aguas frías.

Comportamiento

Su hábitat está relacionado con la distribución de su alimento, es decir, acude a las zonas con abundancia de comida. Dado que pocas veces se le ve, la información acerca de su comportamiento es escasa. No obstante, se sabe que puede reunirse en grupos pequeños con un máximo de 12 miembros.

Su comportamiento en la superficie es poco observado. Se le ha visto emerger del agua con barro en la cabeza, lo que hace suponer a los investigadores que se sumerge hasta el fondo del océano. Puede saltar fuera del agua, nadar con la cola o la cabeza levantada, alimentarse debajo o en la superficie y socializar en esta zona del océano. Esto es a pesar de sus lentos movimientos; además, es un animal acrobático, curioso y juguetón que es capaz de acercarse a las embarcaciones.

Durante primavera y verano migra hacia latitudes más altas, encontrándose por lo general en el mar de Bering, el Golfo de Alaska, el mar de Ojotsk y en el Pacífico norte.

franca_pacifico_norte_NOAA

Eubalaena japónica – Imagen cortesía de NOAA 

Reproducción

Este cetáceo madura sexualmente en torno a los 10 años de edad, aunque la hembra puede hacerlo tiempo antes. Tiene bajos índices de reproducción, con 1 sola cría cada 3 o 4 años después de un período de gestación de aproximadamente 1 año.

Al parecer, Eubalaena japonica emigra hacia el sur para reproducirse en invierno. Una hembra puede aparearse con uno o con varios machos incluso al mismo tiempo. El ballenato permanece cerca de su madre durante al menos 1 año.

Amenazas y conservación

La ballena franca del Pacífico Norte fue antaño muy abundante pero ahora sólo existe una población y una subpoblación cuya composición peligra enormemente. ¿La causa? Una extensa caza masiva que comenzó en 1835 y que ahora mantiene en ascuas a los grupos conservacionistas.

Hoy en día es realmente raro avistar uno de estos cetáceos, pero se cree que sus amenazas más grandes son las colisiones con embarcaciones y su enredo en mallas de pesca. Se encuentra “En peligro de extinción” según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y aparece en el Apéndice I de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), en el mismo grupo de las especies con mayor grado de peligro, que se encuentran en peligro de extinción.