Ballena Gris

Ballena Gris

Eschrichtius robustus

La ballena gris o rorcual gris es un cetáceo misticeto, es decir, con barbas en vez de dientes. Es la única especie de la familia Eschrichtiidae. Extinta en el Atlántico desde el siglo XVIII, actualmente sólo existen 2 poblaciones.

Orden: Cetacea

Suborden: Mysticeti

Familia: Eschrichtiidae

Género: Eschrichtius

Descripción física

Morfología. Tiene el cuerpo más voluminoso de todos los rorcuales. Tiene una mandíbula inferior ligeramente curvada hacia arriba en una cabeza estrecha, con los pequeños ojos posicionados justo encima de las esquinas de la boca. Sus aletas pectorales son anchas, puntiagudas y con forma de paleta. Es imposible encontrar una aleta dorsal ya que carece de ella, pero tiene una joroba dorsal en el segundo tercio del cuerpo y detrás de esta joroba se encuentran otras 6-12 crestas más pequeñas.

Peso y tamaño. Hay dimorfismo sexual en la especie, en tanto la hembra es más grande que su contraparte masculina. Los adultos miden entre 13 y 15 metros de longitud y pesan 15-33 toneladas. No obstante, algunos individuos llegan a pesar hasta 40 toneladas.

Coloración. El tono de su piel es gris claro pero los individuos jóvenes tienen un color más oscuro. La ballena gris es fácilmente reconocible por la presencia de numerosos parásitos y organismos adheridos a su piel, además de rémoras y algas. Es común un percebe conocido como “piojo de la ballena” que prolifera especialmente en la cabeza y que dota a la ballena con puntos de luz anaranjados y blancuzcos.

Distribución y hábitat

Sólo es posible encontrarla en el norte del océano Pacífico, pero existen 2 poblaciones en dicha área: a) una, que se localiza a lo largo de la costa este del océano, desde Baja California (México) hasta los mares de Bering y de Chukchi y b) otra que prospera en el oeste del Pacífico, desde Corea del Sur hasta el mar de Ojotsk.

Habita aguas costeras superficiales, de menos de 100 metros de profundidad. Su presencia en los fondos arenosos es frecuente.

Alimentación

La ballena azul se alimenta mediante la filtración, como las demás ballenas barbadas. Sin embargo, su método de obtención de comida difiere con el de otras especies. En lugar de nadar con la boca abierta, este cetáceo acude a los lechos de algas marinas o a los fondos arenosos y absorbe una gran cantidad de sedimentos, como si fuera agua, filtra el alimento con sus barbas y después saca el resto de los sedimentos.

Lo que queda atrapado entre sus barbas es un conjunto de organismos que incluye larvas, huevecillos, crustáceos y gusanos marinos. Su dieta está compuesta, en su mayor parte, por anfípodos (orden Amphipoda), camarones fantasma (Neotrypaea californiensi), huevos de arenque (Clupea pallasii), gusanos poliquetos (clase Polychaeta) y crustáceos diversos.

Comportamiento

El hecho de que esta ballena tenga hábitats cercanos a las costas la han hecho una de las más conocidas. Se le ve sola o junto con otras pocas ballenas, aunque en una zona de alimentación pueden haber más individuos. En ocasiones saca la cabeza manteniendo el resto del cuerpo sumergido durante varios minutos e incluso es capaz de saltar fuera del aire, quizá para eliminar parásitos o simplemente jugar.

Las madres son feroces protectoras de sus crías. En el pasado se conoció a la especie como “pez diablo” debido al comportamiento agresivo de las hembras cuando los barcos se acercaban a las zonas de crianza.

La ballena gris realiza los viajes migratorios más largos de todos los mamíferos. En noviembre o diciembre se dirige hacia  las aguas mexicanas del estado de Baja California, y regresa en verano hacia las aguas más frías del norte. En un viaje anual, la ballena recorre más de 20,000 kilómetros.

Información sobre la ballena gris

Ballena gris – Eschrichtius robustus

Reproducción

Macho y hembra llegan a la madurez sexual a la edad comprendida entre los 5 y los 11 años. Durante su migración, la ballena azul se aparea aunque esto puede suceder en cualquier época del año. La especie es polígama y tiene crías cada 2 años, aproximadamente.

Después de 12/13 o 14 meses de gestación, la hembra da a luz 1 cría de 4.5-5 metros de longitud y unos 920 kilogramos de peso. Es objeto de fuertes cuidados por parte de la madre, que le alimenta con leche materna durante un mínimo de 6 meses. Al parecer, su expectativa de vida es de 80 años.

Amenazas y conservación

Desafortunadamente, a través del tiempo la ballena gris se ha visto afectada por la caza comercial, lo que acabó con sus poblaciones en el Atlántico en el siglo XVIII pero se cree que esta especie ya había sido eliminada de algunas regiones desde el año ¡500 d.C.!

En la actualidad está amenazada por las colisiones con barcos, por la degradación de su hábitat, por la contaminación acústica y por el impacto de la pesca comercial. Figura en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como especie de “Preocupación Menor”, a pesar de todo.

Está protegida desde 1946 por la Comisión Ballenera Internacional.