Ballena Jorobada

Ballena Jorobada

Megaptera novaeangliae

La yubarta, gubarte o ballena jorobada es uno de los misticetos más grandes del mundo pero es la única especie de su género. Fue identificada por primera vez en 1756, año en que fue conocida como “Baleine de la Nouvelle Angleterre” y precisamente, su nombre científico significa en latín “Ala grande de Nueva Inglaterra” en alusión a sus aletas pectorales de gran tamaño.

Forma parte del grupo de los rorcuales.

Orden: Cetacea

Suborden: Mysticeti

Familia: Balaenopteridae

Género: Megaptera

Descripción física

Morfología. Megaptera novaeangliae es una ballena grande de robusto cuerpo y cabeza con nudosidades o bultos elevados. Sobresalen unas enormes aletas pectorales que llegan a alcanzar unos 5 metros de largo, es decir, un tercio de la longitud total del cuerpo. Su aleta pectoral es pequeña, con forma de triángulo encorvado. Bajo la barbilla posee pliegues gulares que se expanden cuando la ballena se alimenta.

Su cerebelo constituye el 29 por ciento del peso total del cerebro. Su cuerpo tiene la capa de grasa más gruesa en comparación con los demás rorcuales, pero el grosor varía en función de la edad, la condición fisiológica y la época del año.

Peso y tamaño. La hembra de esta especie presenta mayores dimensiones que el macho ya que es entre 1 y 1.5 metros más larga. En general, una ballena jorobada hembra puede medir entre 15 y 16 metros mientras que el macho tiene medidas de 13-14 metros. El peso es de 25-30 toneladas.

Coloración. El dorso del cuerpo es color azul o negro, con la superficie ventral clara o moteada. La piel de la cabeza a menudo tiene percebes adheridos.

Distribución y hábitat

La yubarta se encuentra en todos los océanos del mundo, especialmente en el Pacífico, Atlántico y Ártico. Una población permanente ocupa aguas del mar Arábigo. Habita aguas tropicales y polares, con frecuencia en aguas costeras profundas. Si se encuentra en época de migración, prefiere nadar cerca de la superficie oceánica.

Alimentación

Su dieta está compuesta por una gran variedad de especies que incluyen al krill, al plancton y a los peces pequeños. En aguas antárticas, se alimenta casi exclusivamente de krill. Si se trata de peces, normalmente consume salmón atlántico, capelán, arenque, caballa, pez carbonero, paparda del Pacífico y eglefino. En el Atlántico norte, los peces constituyen el 95 por ciento de la dieta de la ballena jorobada. Se alimenta durante los meses de verano y en invierno sobrevive debido a sus generosas reservas de grasa subcutáneas.

Como toda ballena con barbas, la yubarta se alimenta mediante la filtración, pero en este caso la estrategia es particular. O más bien estrategias, que son 5:

– Nada en círculos en la superficie del agua, mientras golpea ésta con su cola. De esta manera forma un anillo de espuma que rodea a sus presas, tras lo cual se sumerge con la boca abierta e ingiere y filtra.

– Si hay abundancia de comida, simplemente nada verticalmente hacia un banco de peces.

– Bajo el agua, la ballena exhala y forma burbujas que a su vez conforman columnas de burbujas. Éstas encierran a sus presas y en ocasiones saltan, lo que ayuda a detectarlas.

– Nada en círculos moviendo la cola, creando una turbulencia. Después, se alimenta en el centro del círculo.

– Se sumerge a poca profundidad mientras golpea el agua. Posteriormente, hace una media vuelta y después otra hacia el lado contrario, lo que crea una turbulencia. La ballena se alimenta en la zona lateral de la turbulencia.

datos sobre la yubarta

Salto de ballena jorobada – Megaptera novaeangliae

Comportamiento

La ballena jorobada vive en pequeños grupos inestables, en los cuales los individuos entran y salen según sus necesidades. En los pocos grupos estables, algunas ballenas han durado semanas y hasta años en un mismo sitio de alimentación, pero esto es muy poco frecuente.

En invierno, los individuos migran hacia zonas de crianza en aguas tropicales o subtropicales, con excepción de la población del mar Arábigo. Al comenzar el verano, viajan hacia las zonas de alimentación ubicadas en latitudes altas. Estas migraciones son muy largas, de varios miles de kilómetros. Gracias a sus aletas pectorales tiene una gran maniobrabilidad al nadar e incluso puede hacerlo hacia atrás.

El canto de la ballena jorobada es famoso; está compuesto por sonidos que pueden durar horas, segmentados por emisiones de unos 20 minutos. Se ha observado que todos los individuos de una misma población emiten el mismo canto, pero éste cambia paulatinamente sin que hasta ahora se conozca la razón.

Reproducción

Entre los 6 y los 10 años, la yubarta alcanza la madurez sexual si bien es posible un poco más temprano, entre los 4 y 5 años.

La temporada reproductiva comienza en el verano. Antes de aparearse, el macho y la hembra nadan siguiendo una línea imaginaria, después efectúan algunos giros y mueven la cola. Realizan la cópula con los vientres juntos en posición vertical.

La hembra tiene crías cada 2 o 3 años. El período de gestación dura de 11 a 11.5 meses, después de los cuales hacen un viaje hacia las zonas de alimentación. La (generalmente) única cría es alimentada con leche materna durante más de 5 meses.

Amenazas y conservación

Antaño, este cetáceo fue un objetivo común de los balleneros. Sólo en el hemisferio sur fueron privadas de vida más de 100,000 ballenas jorobadas en el período 1900-1940. Hoy están amenazadas por la contaminación de su hábitat, por los cambios del agua como consecuencia del cambio climático, por las colisiones con las embarcaciones y por la captura incidental.

En 1966, la Comisión Ballenera Internacional prohibió la caza de ballenas jorobadas y en el año 1991, NOAA Fisheries publicó un plan de recuperación de la ballena jorobada. La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la ha clasificado como especie de “Preocupación Menor”.