Calderón Tropical

Calderón Tropical

Globicephala macrorhynchus

Después de la orca (Orcinus orca), el calderón tropical o ballena piloto de aleta corta, es el miembro de mayor longitud de la familia Delphinidae. Fue descrito por primera vez en el año 1846 y ha conservado el mismo nombre científico desde entonces.

Suborden: Odontoceti

Familia: Delphinidae

Género: Globicephala

Descripción física

Morfología. La cabeza grande y la frente bulbosa son características de esta especie, ya que posee un órgano voluminoso usado en la ecolocalización, denominado melón. Esta forma redonda es más notoria en los machos, los cuales pueden verla colgando sobre la boca si tienen una edad avanzada. El “pico” brilla por su ausencia y en vez de ello tiene un hocico corto con la línea de la boca muy larga.

De la zona superior de su cuerpo robusto despunta una aleta dorsal con forma de hoz, sobre una base amplia. Sus aletas pectorales son más cortas que las del calderón común, como sugiere su nombre.

Peso y tamaño. Existe dimorfismo sexual en esta especie en tanto el macho adquiere dimensiones mayores que las de la hembra. En síntesis, los individuos del género masculino miden un promedio de 5.5 metros y las hembras, por su parte, miden unos 3.7 metros de longitud. Los adultos pesan de 1 a 3 toneladas.

En algunas ocasiones, los machos pueden medir más de 6 metros.

Coloración. La superficie oscura de su piel se interrumpe por un parche gris claro en la zona inferior de la barbilla, con forma de ancla. Detrás de la cabeza muestra una tonalidad grisácea y detrás de la aleta dorsal exhibe una mancha gris con forma de silla de montar.

Distribución y hábitat

Los océanos Pacífico, Índico y Atlántico conforman el hogar del calderón tropical. Su rango de distribución abarca aguas desde la latitud 50° norte hasta la latitud 50° sur. Algunas poblaciones están bien identificadas en zonas de España, Japón, África, India, California y Hawái. Por cierto, la especie no prospera en aguas del mar Mediterráneo.

Habita áreas tropicales, subtropicales y cálidas cercanas a las costas o bien, en profundas aguas abiertas. Prefiere aquellos hábitats que rodean la plataforma continental pero también puede permanecer sobre cañones submarinos.

Alimentación

Sus hábitos alimenticios están basados en el consumo de peces y cefalópodos (calamares y pulpos), siendo estos últimos la comida principal del menú. En su dieta están incluidas las especies Loligo reynaudi, Lycoteuthis diadema, Todarodes sagittatus, Eucleoteuthis luminosa, Loligo opalescens, Ommastrephes bartrami, Octopus dofleini y los moluscos del género Cranchia.

La hora de la comida inicia al amanecer y al atardecer, sumergiéndose hasta 600 metros de profundidad para buscar alimento. Son las horas perfectas ya que los animales que habitan las profundidades marinas ascienden por la columna de agua. En un día, un calderón tropical consume aproximadamente 45 kilogramos de alimento.

Comportamiento

La mayor parte de sus actividades son realizadas durante la noche y durante el día se limita a descansar y socializar un poco. Forma grupos llamados manadas constituidas por 20-100 miembros y establece relaciones estrechas y duraderas. Las hembras se agrupan con base en el parentesco mientras que los machos pueden introducirse en alguna de estas manadas femeninas. Sin embargo, un calderón común puede permanecer en su manada natal durante el resto de su vida.

Se comunica gracias a la capacidad de emisión de sonidos que incluyen chasquidos, silbidos, gemidos y una especie de ronquidos.

Información del calderón tropical

Globicephala macrorhynchus / Autor de la imagen: Gustavo Pérez

Reproducción

El macho se aparea con más de 1 hembra una vez que puede reproducirse. Al respecto, alcanza la madurez sexual entre los 7 y los 17 años de edad y la hembra entre los 7 y los 12 años. Puede aparearse durante cualquier época del año pero se han registrado multitud de nacimientos en los meses de primavera, otoño e invierno.

Una hembra preñada espera el parto durante unos 15 meses, período que corresponde a la gestación. Durante este tiempo ella  permanece en la manada de las hembras con sus crías; estas hembras ayudan a la madre a cuidar a la cría.

El pequeño es alimentado con leche materna hasta los 2 años de edad pero resulta interesante saber que la última cría de una hembra puede ser destetado hasta que cumple 15 años de edad. Entre un parto y otro, pueden transcurrir 5-8 años.

Amenazas y conservación

El calderón tropical ha sido objeto de caza en el norte del océano Pacífico, principalmente frente a las costas de Japón y de las islas Feroe. La mayor cantidad de  calderones ultimados ocurre precisamente en dicho país asiático. Por ejemplo, sólo en el año 1997 el país capturó 347 calderones tropicales.

El cuadro de amenazas es completado con la captura incidental por medio de redes de enmalle, palangres y redes de arrastre y con la contaminación de su hábitat y el cambio climático. Preocupan también los numerosos casos de varamientos masivos avivados por los fuertes vínculos sociales.

Se desconoce su estado en la naturaleza, según su clasificación en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. No existen datos suficientes para saberlo aunque la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) lo ha incluido en el Apéndice II de especies que necesitan un comercio regulado.